Turbina de gas

La turbina de gas es un tipo de turbina de combustión interna. En términos generales, se puede decir que una turbina es un aparato de conversión de energía que convierte la energía almacenada en el combustible en energía mecánica útil en forma de energía rotacional. El término "gas" se refiere al aire ambiente que es absorbido y pasa al interior de la turbina y es utilizado como medio de trabajo en el proceso de conversión de la energía.

El aire es absorbido en primer lugar hacia el interior de la turbina, donde se comprime, se mezcla con el combustible y se enciende. El gas caliente resultante se expande a gran velocidad a través de una serie de álabes de forma aerodinámica transfiriendo la energía creada en la combustión para hacer girar un eje de salida. La energía térmica residual del gas de escape caliente puede ser aprovechada en una variedad de procesos industriales.

Componentes principales

Compresor

El compresor admite el aire exterior; luego compacta y presuriza las moléculas de aire mediante una serie de álabes estacionarios y giratorios del compresor.

Cámara de combustión

En la cámara de combustión, el combustible se añade a las moléculas de aire presurizadas y se enciende.
Las moléculas calentadas se expanden y se mueven a gran velocidad hacia el interior de la sección de la turbina

Turbina

La turbina convierte la energía del gas a gran velocidad en energía rotacional útil mediante la expansión del gas comprimido calentado a través de una serie de álabes del rotor de la turbina.

Eje de salida y caja de engranajes

La energía rotacional de la sección de la turbina es suministrada al equipo impulsado a través de un eje de salida mediante una caja de engranajes de reducción de velocidad.

Escape

La sección del escape de la turbina extrae el gas consumido de la sección de la turbina y lo manda hacia la atmósfera.